STEREOTYPO

Tecnología

El metaverso es una visión de un mundo digital paralelo al nuestro

Donde las personas pueden interactuar, socializar, trabajar y divertirse a través de avatares y dispositivos de realidad virtual o aumentada. Aunque el concepto no es nuevo, en los últimos años ha cobrado un gran impulso gracias al desarrollo de tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain, la computación en la nube y el 5G, así como al interés de grandes empresas como Facebook, Microsoft, Google y otras por crear y dominar este espacio.

¿Qué podemos esperar del metaverso en el año 2024? Según algunos expertos y analistas, estas son algunas de las tendencias que marcarán el futuro de este universo digital:

– Metaversos temáticos: En lugar de tener un solo metaverso genérico y homogéneo, veremos el surgimiento de metaversos especializados en distintos nichos, como el arte, la moda, la música, los deportes, la educación, la salud y más. Estos metaversos ofrecerán experiencias personalizadas y adaptadas a los gustos e intereses de cada usuario, así como oportunidades de monetización y creación de valor. Por ejemplo, podremos asistir a conciertos virtuales, comprar ropa digital, aprender idiomas con profesores nativos o recibir terapias médicas con realidad virtual.

– Economía del metaverso: El metaverso no solo será un lugar para el ocio y el entretenimiento, sino también para el trabajo y el comercio. Se estima que la oportunidad de mercado para el metaverso puede alcanzar los US$800.000 millones para 2024, según Bloomberg Intelligence. Esto se debe a que el metaverso generará una economía robusta basada en activos digitales, como los NFT (tokens no fungibles), las criptomonedas, los objetos virtuales y los servicios digitales. Estos activos podrán ser intercambiados, comprados y vendidos dentro y fuera del metaverso, creando nuevas fuentes de ingresos y valor para los usuarios y las empresas.

– Interoperabilidad del metaverso: Una de las claves para el éxito del metaverso será la interoperabilidad, es decir, la capacidad de conectar e integrar diferentes plataformas, dispositivos y redes dentro del mismo entorno digital. Esto permitirá a los usuarios moverse libremente entre distintos mundos virtuales, llevar consigo sus avatares, objetos y datos personales, y acceder a una variedad de experiencias sin fricciones ni barreras. Para lograr esto, se requerirá de estándares abiertos, protocolos comunes y una colaboración entre distintos actores del ecosistema del metaverso.


– Inclusión y diversidad en el metaverso: El metaverso tiene el potencial de ser un espacio más inclusivo y diverso que el mundo real, donde las personas pueden expresarse libremente, explorar su identidad y pertenecer a comunidades afines. Sin embargo, también existen riesgos de que se reproduzcan o se exacerben las desigualdades, las discriminaciones y las violencias que existen en la sociedad actual. Por eso, será necesario garantizar que el metaverso sea un lugar seguro, respetuoso y ético para todos los usuarios, así como promover la participación y la representación de grupos minoritarios o vulnerables en su diseño y desarrollo.


Escribe tus comentarios sobre que te gustaría saber acerca del metaverso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *